Matrimonio y adopción en el Estado de México Parte I

Matrimonio y adopción en el Estado de México

Fecha de Publicación: 05/08/2019

Esta columna fue publicada en el periódico Milenio Estado de México.

Luis Alfonso Guadarrama Rico
Coordinador Ejecutivo de la Red Iberoamericana de Investigación FAMECOM

La LX Legislatura del Estado de México avanza en sus comisiones de Gobernación y Puntos Constitucionales y de Procuración y Administración de Justicia, para ver si por fin se reforma el Código Civil, para que parejas del mismo sexo puedan casarse por vía civil y, en caso de que así lo decidan, estén en condiciones para adoptar menores; desde luego, si cumplen con lo estipulado en la Ley que al efecto regula los Centros de Asistencia Social y las Adopciones en la misma entidad.

Los grupos parlamentarios del PRD, PT y de morena empujan el tema en la agenda legislativa local. Como se recordará, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró inconstitucional el hecho de que se pretenda definir al matrimonio exclusivamente como la unión entre un hombre y una mujer.

El “matrimonio” ha sido una palabra-poder que históricamente ha constituido uno de los cimientos en los que se apoya la sociedad patriarcal y machista. Por eso la defienden con tanto ahínco los grupos más conservadores y heterosexistas. Matrimonium procede del latín y, se compone de dos partes: 1) matrem, mater, matris, es decir, madre y, 2) monium, calidad de. Es decir, se trataba de una mujer que había alcanzado el “estatus” de madre. Para ello, lógicamente tendría que haber precedido la unión sexual con un varón y, después de la gestación, haber procreado.

También te puede interesar: 10ª Conferencia sobre la Ciencia del VIH Parte II (Última)

En el derecho romano, el matrimonium definía el estatus de una mujer que se había casado legalmente y, cuya maternidad también era oficial. Consecuentemente, se convertía en la madre legítima que había procreado a los hijos de un pater. Es decir, la mujer adquiría mayor valor a partir de ser la mujer de; la esposa de; la madre de los hijos legítimos de un masculino.

Algunas cuestiones que desquician a quienes siguen pernoctando en la noche de los tiempos es que aborrecen:

  1. ) Poner al día a la sacra e intachable expresión del matrimonio civil;
  2. ) Incluir a un segmento de parejas del mismo sexo que también desean casarse –como muchos hetero– por vía jurídica y, por si fuese poco, celebrarlo mediante contrato y,
  3. ) Permitir que una homopareja reciba la protección jurídica y social que genera una unión de este linaje. Está claro que en heterolandia aflora el egoísmo.

La próxima semana continuaré con la homo-adopción.

Dejanos tus comentarios

  • Proyectos de Investigación en Familias y Medios de Comunicación

  • Licencia Creative Commons

    Las obras que aquí se publican están protegidas bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

    Síguenos en:

  • RED IBEROAMERICANA DE INVESTIGACIÓN FAMECOM

    Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, Universidad Autónoma del Edo. de México.
    Teléfonos: (52) 722 2159280/ 722 2131607/ 722 2150494 Ext. 253. Fax (52) 722 2159280

    Cerro de Coatepec s/n, Ciudad Universitaria Toluca, Edo. de México, México.

  • Acerca de este Sitio

    El propósito es difundir y divulgar la ciencia a través del acceso abierto, mediante documentos de investigación y de divulgación, generados por el Dr. Guadarrama Rico. En todos los casos, se hacen las referencias correspondientes a los derechos de autor, coautorías, así como a las fuentes donde originalmente fue editado el material. Este espacio no tiene fines de lucro.