Contra la infodemia

Fecha de Publicación: 16/03/2020

Esta columna fue publicada en el periódico Milenio Estado de México.

Luis Alfonso Guadarrama Rico
Coordinador Ejecutivo de la Red Iberoamericana de Investigación FAMECOM

Debido a la enésima pandemia que afecta a escala global, esta ocasión denominada COVID-19, también se ha generado la “Infodemia”. Desde los primeros casos,comenzó a generarse, a multiplicarse y también a circular información; mucha de ella ha viajado por el voluble género de la noticia; su contenido puede ser cierto, parcialmente veraz, otras veces falso, mutilado, tergiversado, o arrancado de su contexto.

Con la multiplicidad de señales y medios, tanto convencionales como digitales, en unos cuantos minutos, las novedades adquieren dimensiones titánicas. Esta es la primera característica de la “Infodemia”, el exceso de mensajes en torno a un tema.¿Cómo procesar esos enunciados heterogéneos que se producen, multiplican, circulan y rebotan, hasta generar también confusión o caos? Nos atragantamos visual y auditivamente con todo cuanto nos llega o por cuanto queremos saber, quizá para ponernos a salvo.

Ante el alud periodístico, parece irremediable llegar a estados temporaleso permanentes de desinformación, es decir, de equívocos usualmente fabricados desde nuestros prejuicios, temores, simpatías, ideas apocalípticas o atávicas. ¿Cómo reaccionaremos cuando nos topemos con alguien que volvió de China, Italia, España, Japón o Corea del Sur? Quizá saldremos despavoridos de la escena o le miraremos con recelo.

También te puede interesar: La visibilidad de lo invisible

Las aseveraciones erróneas o sin fundamento también nutren la infodemia. Muchas personas conectadas a internet, hallan explicacionesbasadas en teorías bioterroristas que, casi siempre, carecen de fundamento. Sin embargo, basta un teclado (virtual o real) a la mano, para que esa persona decida lanzar escenarios espantosos que únicamente armonizan con suspropias pesadillas.

Las pláticas forman parte de nuestra vida social y cultural. Podemos tranquilizar, prevenir, preocupar, tomar acciones eficaces para reducir el contagio y la propagación de una epidemia, pero también podemos generar inquietud, temor, descuido, descrédito de todo cuanto debemos hacer para evitar que esta pandemia crezca. Lavarnos frecuentemente las manos con agua y jabón; saludarnos a distancia; proteger nuestros estornudos; evitar lugares concurridos y, en caso de resfriado o tos, quedarnos en casa, son medidas efectivas para reducir la propagación de esta pandemia. Seguiré…

Dejanos tus comentarios

  • Proyectos de Investigación en Familias y Medios de Comunicación

  • Licencia Creative Commons

    Las obras que aquí se publican están protegidas bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

    Síguenos en:

  • RED IBEROAMERICANA DE INVESTIGACIÓN FAMECOM

    Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, Universidad Autónoma del Edo. de México.
    Teléfonos: (52) 722 2159280/ 722 2131607/ 722 2150494 Ext. 253. Fax (52) 722 2159280

    Cerro de Coatepec s/n, Ciudad Universitaria Toluca, Edo. de México, México.

  • Acerca de este Sitio

    El propósito es difundir y divulgar la ciencia a través del acceso abierto, mediante documentos de investigación y de divulgación, generados por el Dr. Guadarrama Rico. En todos los casos, se hacen las referencias correspondientes a los derechos de autor, coautorías, así como a las fuentes donde originalmente fue editado el material. Este espacio no tiene fines de lucro.