Libertades, según el territorio

Libertades, según el territorio

Fecha de Publicación: 09/09/2019

Esta columna fue publicada en el periódico Milenio Estado de México.

Luis Alfonso Guadarrama Rico
Coordinador Ejecutivo de la Red Iberoamericana de Investigación FAMECOM

La LX Legislatura del Estado de México, entre otras libertades, tiene pendientes dos: 1) Para que las mujeres decidan libremente cuándo ser madres e incluso, si desean o no ejercer esa función reproductiva y, 2) Para el matrimonio civil entre personas del mismo sexo.

Ante un embarazo imprevisto, la mujer tiene frente a sí la disyuntiva de continuar o no con la gestación. Si su escala axiológica le insta a continuar, a pesar de no haber considerado ese escenario, es probable que decida ser madre. Cada mujer constituye una situación incomparable e intransferible. Así que existe una indeterminada cantidad de casos en los que –ante un embarazo no intencional—una mujer, haciendo uso de su arbitrio, trenzado con su circunstancia, opta por interrumpir dicho proceso.

¿Por qué no tomó precauciones? ¿Por qué no se cuidó? ¿Por qué no utilizó condón?¿Por qué no se tomó la pastilla del día después? Podríamos seguir con interrogantes similares. Esa letanía no va a regresar el tiempo ni cambiará el hecho de que hay mujeres que enfrentan un embarazo imprevisto. ¿Nadie comete errores? ¿Ninguna persona se equivoca? ¿Nadie ha perdido la cabeza al calor de un arrebato erótico-pasional? ¿Dónde yace nuestra condición humana si no es también en los traspiés?

También te puede interesar: Cuatro líneas divisorias

Si una mujer vive en la Ciudad de México y enfrenta un embarazo no intencional, la Ley le protege; durante las primeras 12 semanas de gestación, preserva su soberanía para que ella decida sobre su cuerpo, a fin de optar o no por la interrupción legal de esa gravidez no buscada. Pero si esa mujer vive en cualquier otra entidad del país y toma la decisión de no ser madre, el código civil le impide ese albedrío sobre su cuerpo. Para hacer posible ese derecho, debe viajar a la capital del país. Allá encontrará el ejercicio de esa autonomía.

Si una pareja del mismo sexo vive en Zacatecas, Yucatán, en el Estado de México, así como en otros nueve territorios estatales, y desean casarse por vía civil, tienen que salir de su entidad, si quieren hacer efectivo ese derecho humano.

La actual legislatura mexiquense continúa estudiando esas dos soberanías individuales. Como se sabe, están redactadas esas dos iniciativas. Ojalá el Poder Legislativo haga honor al Estado Laico y por fin las aprueben, a pesar de los costos electorales.

Dejanos tus comentarios

  • Proyectos de Investigación en Familias y Medios de Comunicación

  • Licencia Creative Commons

    Las obras que aquí se publican están protegidas bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

    Síguenos en:

  • RED IBEROAMERICANA DE INVESTIGACIÓN FAMECOM

    Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, Universidad Autónoma del Edo. de México.
    Teléfonos: (52) 722 2159280/ 722 2131607/ 722 2150494 Ext. 253. Fax (52) 722 2159280

    Cerro de Coatepec s/n, Ciudad Universitaria Toluca, Edo. de México, México.

  • Acerca de este Sitio

    El propósito es difundir y divulgar la ciencia a través del acceso abierto, mediante documentos de investigación y de divulgación, generados por el Dr. Guadarrama Rico. En todos los casos, se hacen las referencias correspondientes a los derechos de autor, coautorías, así como a las fuentes donde originalmente fue editado el material. Este espacio no tiene fines de lucro.